lunes, 15 de junio de 2009

Bohemio

No quiero ser un escritor común que escriba historias objetivas. No quiero terminar escribiendo cuentos infantiles sólo porque la simplicidad de mis oraciones me lo limita. No quiero cruzar la meta sabiendo que se puede correr más de lo que el tiempo permite, sólo hay que aprender cómo. Encontrar la manera de empoderizar las palabras en una hoja de papel que no tolera la mediocridad. Soy convencional, y eso es una mierda. Pasando las páginas de un diccionario no nutres tu cerebro de sinónimos y antónimos, y lo he aprendido por un patético intento de encontrar la palabra. Imaginen que ese último "la" está subrayado, en negritas y con luces chispeantes a su alrededor. Esa expresión ideal, que conciba una frase diferente, y que rompa el concepto de la convencionalidad. Conozco un amigo, quisiera escribir como él. Lo que escribe, a mí me emociona cómo interioriza los pensamientos y los mezcla de manera tan dulce como un pie de limón. Es diferente a cualquier texto que se encuentra dentro de los convenios sociales de la literatura. Curiosamente, abriendo el diccionario al azar encontré un término cuyo significado indicaba la enemistad con lo que me calificaba. Amo esa palabra, en verdad. La uso cuando puedo con el deseo de algún día asimilar ese adjetivo en mi ser. Eso quiero ser junto con mis escritos. Bohemios.

1 comentario:

Domina dijo...

"Y GRIENGA" DA SEÑALES DE VIDA! Tu bloggggg se desactualizó! Ponle energyzar y recargalo doblemente!

De una persona que no ves hace...uff!.

* Domina

PD: Aquii si puedo comentar. Doble uff. Ahora te diré todo lo que te quise comentar antes y no pude. En conclusión.

ACTUALIZAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA.

O no iré a tu match xD. De todas formas, no tengo dinero u.u